Moto Guzzi V9 Bobber Sport debuta en los Open House 2018

La nueva V9 descubre el lado atractivo y deportivo de su carácter, inspirándose en las carreras en tierra que originaron el mito Bobber.

Anticipo mundial en Mandello, entre el 7 y el 9 de septiembre, de la serie especial de la custom deportiva de Moto Guzzi

La nueva Moto Guzzi V9 Bobber Sport debuta en los Moto Guzzi Open House 2018, como uno de los alicientes para todos los amantes de la marca del Águila, que animará esas históricas jornadas en Mandello del Lario, entre el 7 y 9 de septiembre.

Los miles de seguidores que se esperan en Moto Guzzi serán los primeros en descubrir la última y audaz evolución de la gama V9.
 

V9 Bobber Sport es la personalización del producto que da vida al segmento bobber de potencia media. Una moto con una personalidad única, esencial en sus formas y con una estética marcada por numerosos detalles, desde las ruedas grandes y negras, semejantes a las que equipaban los pilotos en la Segunda Guerra Mundial y que dieron vida al entonces conocido como fenómeno bobber, en el que se desafiaban en vías rápidas de tierra y barro.
 

Y es precisamente este verdadero origen "intrépido" el que inspira la nueva serie especial Moto Guzzi V9 Bobber Sport, con un aspecto decididamente de “malo” y que revela el lado más deportivo de su personaje.
 

El nuevo V9 Bobber Sport se distingue por su sillín monoplaza rebajado, que combina con el habitual manillar bajo con las sujeciones elevadoras más cortas, que otorgan una posición de conducción más "baja", recogida y deportiva.
 

Calidad de la ciclística y placer de conducción ven reforzadas su manejabilidad con el empleo de amortiguadores Öhlins con opción de precarga del muelle ajustable, tanto en compresión hidráulica como en rebote, que garantizan una mayor capacidad de filtración de las pequeñas asperezas del trazado y, al mismo tiempo, un mayor control durante conducción rápida.
 

El sonido inconfundible del bicilíndrico Moto Guzzi 850 se ve subrayado por los tubos de escape homologados pintados en negro mate, con portecciones de aluminio específicas en la parte final y caractirzados por su remate estilizado y oblicuo.
 

El color específico, un naranja mate sin precedentes, cubre el depósito -con el Águila de Moto Guzzi realiza en un acabado de aluminio pulido especial- y también se extiende a los paneles laterales de aluminio, mezclando de manera cadenciosa con el típico aspecto negro mate del resto de la V9.

 

Los colores mate se extienden a otros detalles, como las aletas de refrigeración del motor, la tapa de aluminio del depósito de combustible, el aro del faro y los gráficos de la instrumentación.
 

Otras medidas específicas dan a la parte delantera de la nueva Moto Guzzi V9 Bobber Sport una presencia aún más agresiva y musculada, como el guardabarros delantero, que se ha acortado, mientras que el faro, en una posición más baja, se ve envuelto por un pequeño carenado negro de forma cónica. Finalmente, las barras de la horquilla están protegidas por fuelles de goma clásicos.